¿Estamos emprendiendo en agricultura?

Este fin de semana se ha celebrado en Córdoba la StartUp Weekend. Como dice mi madre, ahora todo tiene que tener un nombre inglés. Para quienes no lo conozcáis, es una oportunidad que se le da a jóvenes, o no tan jóvenes, de crear una empresa, o por lo menos poner los primeros cimientos, en 54 horas. Desde la tarde del viernes a la del domingo.

Una genial iniciativa, que les da a los participante la oportunidad de encontrar asesoramiento, acompañamiento, un altavoz para tu idea, etc.

Pero a lo que iba. Celebrándose en Córdoba, rodeados de campiña, Guadalquivir, un inmenso mar de olivos hacia Jaen, una gran naranjal hacia Palma del Río, las mejores tierras de vega en regadío, una de las más prestigiosas escuelas de ingenieros agrónomos de España, decenas de almazaras, la ganadería de Covap, las viñas de Montilla-Moriles… ¿sigo?

Pues ni el más mínimo indicio de que a alguno de los futuros posibles empresarios que exponían sus proyectos tuvieran algo que ver con agricultura, la industria agroalimentaria, la comercialización de alimentación… Nada. Ni rastro.

Y sin embargo nuestra industria agroalimentaria está muy necesitada de nuevas ideas que nos den un impulso, que acorten el abismo entre productor y consumidor, que agrupen intereses. Como las Jornadas Técnicas de Asaja, las Tertulias Gastronómicas Taberna 2.0 en Bodegas Mezquita, las charlas de la Fundación Agrópolis, las iniciativas de CEI-A3, etc.

A ver si los que nos dedicamos al campo despertamos un poco y nos subimos a los trenes que pasan por delante de nuestras narices.

Enhorabuena a Alfonso de Cabo y coSfera por traer la StartUp Weekend a Córdoba y facilitar las iniciativas empresariales.

Y por supuesto, enhorabuena al equipo ganador, encabezado por @rajelgimenez y su @_diabetapp