Tras muchas noches de desvelo

Esta es mi foto agrícola favorita de la semana. O quizás de la temporada. 

La foto representa para mi un buen remate final de muchas noches de desvelo. 

De contar con un equipo de confianza. 

De mirar con lupa cada gasto. 

De dejarme enseñar por colaboradores excepcionales. 

De querer seguir aprendiendo e innovando cada día. 

De darme cuenta de que yo solo no voy a ningún lado. 

De ser humilde y saber que en el campo siempre estás empezando de nuevo. 

De saber que siempre queda todo por descubrir. 

De ser agradecido con quien te enseñó hasta llegar hasta aquí.

De que probablemente el vecino lo esté haciendo mejor que tú. 

Por muchos años más de esta bendita profesión junto a gente excepcional.

¡Nos vemos en el campo!

P.D. Gracias, David, Juan, Alberto, Ricardo y Jesús por vuestra ayuda.