Emprendedores agrícolas. En busca del autoempleo.

Muchos y muy valiosos profesionales agrícolas son los que me encuentro a diario por las redes. Técnicos que han trabajado para empresas relacionadas con el sector agroalimentario y que, por motivos de sobra conocidos por todos, han tenido que empezar a trabajar por su cuenta, dando rienda suelta a la imaginación, sacando horas de sueño, quitándoselas a la familia, viajando continuamente en busca de nuevas oportunidades.

En concreto, tengo en mente dos personas que me han llamado especialmente la atención.

Moras
Moras

Por un lado, Pedro Palazón, con su proyecto @Ideagro, que atraviesa el Sur y el Este de España desde Murcia con asombrosa facilidad, investigando nuevos productos que sirvan al agricultor, ensayando en muy diferentes campos de cultivo, con fresas, berrys, cítricos, etc. Su empresa ofrece un buen servicio tanto a casas comerciales, que pueden dar vida a sus productos más novedosos, como a los agricultores. Éstos pueden confiar su I+D a Ideagro, tan difícil de mantener en estos tiempos. Como veis, ejemplo de profesional hecho a sí mismo que no se ha quedado esperando a que le venga el empleo a casa, sino que se echó a la carretera. Y os aseguro que su cabeza no para de dar vueltas en ningún momento buscando nuevas oportunidades.

Por otro lado, tenemos el caso de Juan Luis González, @juanluglez para las redes. En este caso no es agrónomo, creo que profesional del marketing. Y un ejemplo para todos los que nos dedicamos al campo y nos hemos dejado ahogar durante años por la ola del mercado. Un mercado que te coge desprevenido y te hunde cuando menos te lo esperas. Juan Luis cogió el toro por los cuernos y, procedente de un sector industrial completamente ajeno al campo, tomó las riendas del campo familiar. Ha conseguido poner en órbita sus naranjas y a día de hoy puede ser la empresa citrícola con más presencia online de España, @orange3_es. Con deciros que Juan Luis es mi vecino de campo y aún no he podido conocerlo… se mueve más que un rabo de lagartija. En este link podéis ver la entrevista que le hizo la semana pasada @makamo_es.

Son sólo dos ejemplos, pero que personalmente me animan a tirar para adelante y a darme cuenta de que nadie va a venir a sacar las castañas del fuego por nosotros. Ánimo y a seguir dando ejemplo.

Os dejo un álbum de fotos que me ha enviado Pedro Palazón con imágenes de campo de los ensayos de Ideagro. Que las disfrutéis.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Algo se mueve en torno a la agricultura en mi ciudad

20130223-171320.jpg
En los últimos meses hay un movimiento joven emprendedor en torno a la agricultura en Córdoba como antes no lo ha habido. El principal motivo, en mi opinión, es la conciencia de buena parte de los profesionales de la provincia de que, si no nos sacamos nosotros mismos las castañas del fuego, nadie va a venir a hacerlo por nosotros. Hemos dejado atrás la idea de que las administraciones, de cualquier signo o condición, vayan a hacernos las tareas, y con pedir que no pongan palitos en la rueda tenemos suficiente.
Hay varias iniciativas que están ayudando a emprender y que gustaría compartir con vosotros.

Este jueves se celebró en coSfera la séptima jelly. Sí, séptima ya. Las jellys son reuniones de profesionales con ganas de compartir sus proyectos, en las que varios de ellos nos cuentan sus experiencias emprendedoras, los topetazos que se vienen dando y las historias de éxitos o fracasos. Todas muy enriquecedoras. En esta ocasión conocimos, entre otros, a @frescum, que con sus acciones pretenden acortar la cadena desde el productor agrícola hasta el consumidor final.

También de coSfera ha surgido Caricae, empresa incipiente de profesionales relacionados con la agronomía y que están investigando, innovando, a la última en las nuevas tecnologías, a disposición de los agricultores que necesiten asesoramiento.

Por otro lado tenemos la gran suerte de contar en Córdoba con la sede de @cei_a3, el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario, y con su gerente al frente, Ricardo Domínguez, apasionado de nuestra tierra y de su industria. Claro ejemplo de administración al servicio del ciudadano. Así si se puede.

Además la Universidad Loyola está arrancando y, aunque no la conocemos aún en profundidad, estoy seguro de que entre sus pilares fundamentales tendrá la formación de los futuros emprendedores en torno a nuestra industria agroalimentaria.

Todas estas iniciativas y muchas más tardarán más o menos tiempo en dar su fruto, pero son el germen de los futuros empresarios que han de poner en marcha nuestra adormilada economía.