Entre los paréntesis de lluvia

Entre los paréntesis de lluvia

Por fin le llegaron 50 litros a los almendros recién plantados. Con un poco de suerte no tenemos que regarlos más hasta la primavera. Más nos vale, ya que en la comunidades de regantes van a tener dificultades para darle largas al agua. Es una maravilla ver las plantitas del vivero con el cogollito verde esperando mejores temperaturas para seguir creciendo.

Una semana más estaremos mirando las nubes, a ver si se cumplen los pronósticos de lluvia, ya que nos toca meter las sembradoras de cereal en cuanto oree un poquito la tierra. Estamos en buenas fechas. El año pasado llovía tan intensamente estos días que salimos sembrando a boleo, por temor a no poder hacerlo con tranquilidad y después no volvió a caer una gota hasta abril. Cada año es un mundo, pero esta campaña nos iremos al método más seguro, que me da a mi que sembraremos tranquilamente.

Y entre lluvia y lluvia a seguir aprendiendo en las jornadas técnicas que se organizan. Esta semana tenemos el 25 aniversario del evento agrícola que organiza Antonio León en Sevilla, con todo su equipo. Y el jueves, convención de almendro en Écija. Para aprender, formarse, relacionarse y seguir en marcha. Y así contribuir a hacer de la agricultura moderna andaluza una de las mejores del mundo.

Unas gotas imprevistas

Tanto tiempo esperando lluvia y… ¡zas! Llega justo el día que íbamos a plantar. Pero no se me ocure quejarme por lluvia, faltaría más. Son sólo siete litros los que han caído esta mañana y los plantadores que estaban esperando para repartir los almendros y coger la azada miraban desconfiados el suelo húmedo. Pedro, David y yo pisamos con las botas la parcela y volvemos con zapatones de barro. Está claro que debemos esperar a que escampe y oree. Desgraciadamente las predicciones siguen sin dar agua para toda la semana, así que mañana retomamos la tarea, llenamos de almendros la parcela y le damos una nueva vida. Las ciencias exactas no son para el campo. Todas las previsiones de meses tienen que esperar por unas gotitas.

Monitorización de riego en almendros

Monitorización de riego en almendros

Monitorización. Queda bien la palabra, ¿verdad? Como tenemos que darle a todo una palabra rimbombante para ser escuchados… O más aún podía haber titulado el post: «No podrás creer lo que le pasó a estos almendros cuando Custodio pasó por allí». Y así tendría más visitas.

Pero bueno, la verdad es que le pedí a Custodio que me cambiara una de las sondas que tengo en naranjos y me la pusiera en los almendros. Aún están chiquitos, plantados en septiembre de 2015, pero quiero saber desde el primer monento qué está pasando con la humedad en el lomo. Y antes de que empecemos los riegos de primavera, que la tierra se asiente alrededor de las sondas con las últimas lluvias.

Tres sondas colocadas a 20, 40 y 60 centímetros. Mediremos continuamente temperatura, radiación solar, velocidad y dirección del viento. Estimaremos la evapotranspiración potencial. Y, fundamental, cogeremos el escardillo todas las semanas para comparar las sondas con la realidad del terreno.

Y trataremos de hacernos una composición de la evapotranspiración de nuestros almendros. Una ETc propia para tener una orientación semanal de nuestras necesidades de riego.

Estas herramientas están en auge, pero desconfiad de quien os diga que regarán solas. Para mi suponen una magnífica forma de aprendizaje, una gran ayuda a la hora de decidir la frecuencia y la cantidad de nuestros riegos. De evitar enfermedades de suelo. Pero no creo que llegue el día en que un agrónomo pueda dar recomendaciones exclusivamente sentado en el ordenador. Tendremos que seguir llenándonos de barro las botas. Menos mal.

Criando naranjos, nogales, almendros y lo que haga falta.

Hace casi 10 meses que nació Cristina y desde entonces no paramos ni en casa ni en el trabajo. Y eso me hace estar menos en contacto con todos vosotros.
En este curso que comienza tengo nuevos retos que me obligan a especializarme, esforzarme actualizarme y reciclarme. Bendito sea Dios.
Nuestros nogales se han puesto preciosos en éste, su primer verde.

IMG_0020.JPG
Los almendros están recién plantados, para pasar el invierno ya enraizados

IMG_0022.JPG
Los naranjos siguen creciendo y cada vez nos entendemos mejor. Y, al llegar a casa, lo más importante, espera la familia.

IMG_0029.JPG
Un nuevo y apasionante curso que compartir con todos vosotros.