Marca personal agrícola en redes

Me invitó Fuensanta Galán al Aula de Emprendimiento de la Universidad ETEA Loyola en Córdoba y la charla me sirvió para aclarar las ideas. Sobre cómo di el paso a estar en redes, sobre el camino recorrido, sobre lo que ha supuesto para mi profesión.

Quise animar a los alumnos que están a punto de comenzar con sus nuevos proyectos y me decido a compartirlo ahora con vosotros. Espero que os guste y que os sea de utilidad.

Desconectando, dentro de lo posible.

Imagen 005Bueno, bueno. Pues parece que nos vamos a poder escapar unos días por fin con la familia, aunque llevemos siempre el móvil conectado y la mosca detrás de la oreja, a ver si este año no se rompe ningún transformador, ninguna motobomba, ninguna tubería de las gordas… Difícil será. Pero la ventaja que tenemos hoy es nuestro magnífico móvil de última generación, que nos permite estar al día de todos estos contratiempos y coordinara a los que se quedan aguantando los calores de Córdoba

Aún recuerdo cuando yo era un mico y nos íbamos a Mazagón, que nuestro único teléfono de contacto con Córdoba era el fijo del vecino de abajo. Si pasaba algo gordo en el trabajo de mi padre, director del Banco Atlántico en Córdoba, llamaban y tenía que salir corriendo. Afortunadamente sólo recuerdo dos veces.

Pues sí ha cambiado la cosa. Hemos renunciado a desconectar por poder resolver a distancia. No sé qué opción es mejor. Que disfrutéis de los días que cada uno pueda agenciarse.

¿Puede ayudarnos Pinterest a los de agricultura?

Abrirse a una nueva red social siempre es una ilusión. Y como en Córdoba acabamos de terminar la semana de feria, se me ha ocurrido lanzarme a abrir la cuenta de Pinterest, que la tenía pendiente.

Tras varios meses de omnipresencia en redes sociales me doy cuenta de que la red social que más te sirve es aquella con la que tú mismo más interaccionas. En mi caso es Twitter, desde luego, la que más contactos me ha brindado y la primera a la que echo un vistazo cada vez que cojo el móvil, la tableta o el ordenador.

Veo que algunos compañeros como Naranjas con Sabor tienen un magnífico tablero en Pinterest. Por eso me animo a pinear sobre agricultura y citricultura y a ver si esta nueva red me llama a interactuar y mantenerla viva. Allí nos vemos.

Pinterest

5 webs con información útil para el agricultor

Azahar

Una de las grandes ventajas de dejarse la vista en la pantalla del ordenador o del móvil es la cantidad de sitios interesantes que vas conociendo poco a poco. Hoy este blog, mañana aquella web, pasado aquel tuitero imprescindible…

Hoy os quiero dejar algunos enlaces a webs que me han llamado la atención en los últimos días, y que para aquellos que os dedicáis al campo os pueden ser útiles en estos días de explosión primaveral. Se nos vienen encima brotaciones, floraciones, abonados, riegos, siembras, tratamientos… La época más entretenida. Y siempre se agradece que alguien nos eche una mano. Estos son algunos ejemplos.

Herbario digital de malas hierbas En esta web han recopilado fotografías de cientos de hierbas adventicias (lo que antes llamábamos malas hierbas) tanto por nombre común como por nombre científico.

– En el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura podemos encontrar todos los productos que están autorizados a día de hoy. Imprescindible para saber dosis, momento adecuado de tratamiento, materias activas,

– En www.controlbiologico.info nos dan información sobre las últimas novedades en las maneras de luchar contra las plagas minimizando el uso de fitosanitarios, orientado sobre todo a huertos urbanos.

– En el visor Red de Alerta e Información Fitosanitaria, la Junta de Andalucía nos muestra un mapa con las alertas sobre cultivos con riesgo de enfermedades o plagas. Herramientas así son las que el ciudadano espera de su administración.

– La web Agrologica nos ayuda a reconocer visualmente los insectos, separados por cultivos a los que afectan

Estamos echando de menos el azahar

20130324-213001.jpg
La luna llena nos ha adelantado la Semana Santa a marzo y las calles de Córdoba se han llenado de gente para ver las cofradías con paraguas y abrigos. Otros años los nazarenos van asfixiados de calor bajo sus túnicas, pero este año no.
En Córdoba los naranjos nos acompañan por todas las calles del casco antiguo, por donde las procesiones lucen mejor, pero este año les faltan unos días para que el olor del azahar se pueda mezclar con el del incienso.
Os dejo una foto de la cofradía de la Oración en el Huerto por la calle de la Feria bien rodeada de nuestros queridos naranjos. La semana que viene volveremos a nuestros temas agrícolas, probablemente con el azahar en pleno auge.

Impotencia del agricultor ante los precios bajos

Imagen
El invierno ha dejado una buena cubierta vegetal en las calles de naranjos

La agricultura ha sido siempre un ejemplo de sistema en el que no podemos controlar gran parte de las condiciones de producción. Como las temperaturas, la lluvia, la polinización, las plagas o enfermedades que cada año se presentan, etc.

De modo que los agricultores se han acostumbrado a lidiar con todos esas dificultades, dándoles de lado de la mejor manera posible. Además cada vez tienen más herramientas a su alcance. Fitosanitarios más avanzados y respetuosos con la salud humana y el medio ambiente, variedades de plantas que se adaptan cada vez mejor a las condiciones climatológicas de cada región, seguros agrarios que alivian campañas ruinosas por heladas, granizo, viento, etc.

Se ajustan más los costes de producción con técnicas avanzadas en fertirrigación, abonado y siembra de precisión, mecanización sofisticada, etc. Y durante todo un año se quiebran la cabeza para conseguir productos de calidad al menor coste posible.

Pero al final de la campaña, cuando todo está listo para la recolección se encuentran que el precio de salida al mercado de sus productos no es ni de lejos suficiente para cubrir unos mínimos costes que permitan la subsistencia del cultivo. Además el precio en el supermercado se multiplica por 10 en numerosas ocasiones.

Especialmente grave es la situación para citricultores o agricultores de otros leñosos, que tienen un cultivo implantado sin posibilidad de cambio de un año para otro, como pueden tener los herbáceos.

¿Existen soluciones? Es difícil saberlo. Depende de muchos factores. Evidentemente podemos encontrar maneras de paliar el problema.

Desde todas las administraciones proponen unir fuerzas, agruparse, hacer volumen para disminuir la gran diferencia entre compradores (se cuentan con los dedos de las manos) y vendedores (miles de agricultores).

Innovar y buscar nuevos mercados. Hemos leído hace poco cómo están creciendo las exportaciones en España. La salida al exterior es una vía de escape. Muy difícil, arriesgada y costosa, pero vía de escape al fin y al cabo.

Redes sociales. Cientos de agricultores están acortando la cadena hasta el consumidor final a la vez que aportan valor a su producto a través de la web. Está feo auto citarse, pero podéis ver algunos ejemplos en este post de hace unos meses. Se venden naranjas en la web.

También novedosas herramientas que eliminan intermediarios, como HermeneusWorld o Vegetality que podéis consultar en los enlaces. O como la que me propone SAEAS en sus comentarios, www.naranjasyfrutas.com

Me gustaría poder aportar mi granito de arena con este blog para hacer el sector más transparente y unir voluntades en torno a la agricultura.

Mi cambio a Agricultura 2.0

¡FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS LECTORES DE CRIANDONARANJOS!

El arranque

En Córdoba tenemos la suerte de contar con un espacio de coworking muy innovador, coSfera (https://twitter.com/coSfera). Es difícil definirlo para alguien que nunca ha estado en contacto con un lugar de trabajo como éste. Es oficina abierta, lugar de encuentro, centro de innovación, networking online y offline. Todo eso y mucho más.
Cuando a mediados de junio aparecí por allí para una charla sobre SocialBro (https://twitter.com/SocialBro), un programa de gestión de cuenta Twitter, algo se movió dentro de mi. Me vi rodeado de decenas de jóvenes con cientos de seguidores en redes sociales hablando un idioma completamente extraño.
No lo consentí. Sin cumplir los 40, me negué a que a me alcanzara la brecha digital que ha superado a muchos de nuestros mayores, aunque no a todos, afortunadamente.

Mi profesión ha cambiado

A partir de entonces me abro una cuenta en Twitter y la llamo Criandonaranjos, nick que resume mi trabajo diario como agrónomo en Córdoba. Dejo atrás la vergüenza, que me hacía tener mi cuenta personal de Twitter prácticamente inactiva y, casi por arte de magia, comienzo a tuitear desde mi perfil profesional.
Después vino la cuenta Criandonaranjos de Facebook, con la que dejo rastro de lo más interesante que encuentro en la red sobre naranjos y agricultura.
Y eso me hizo darle vida a mi también medio abandonada cuenta de LinkedIn

Miguel Calero (https://twitter.com/miguelcalero) me lo dijo claro. Para completar mi marca personal en la red tenía que empezar a contar mis experiencias en un blog. Y nació www.criandonaranjos.com. Y me hice socio Beta de coSfera y así poder estar en contacto con estos fenómenos llamados Miguel Calero, Antonio Fernández (https://twitter.com/ntoniofernandez), Pili Manrique (https://twitter.com/PiliManrique), José Antonio Fernández (https://twitter.com/Jafbretones) o Alfonso de Cabo (https://twitter.com/alfonsodecabo).

Mucho ha cambiado. Más de lo que yo esperaba y quizás no sea fácil reflejarlo. Quizás lo más importante es la ilusión. Ilusión por compartir experiencias laborales y profesionales con colegas de cada rincón del planeta, porque conozcan tu profesión y tus inquietudes, por aprender de los demás, por estar perfectamente informado y al instante de todo cuanto pasa en tu sector. Y todo eso te hace estar alerta y te obliga a tener informados a tus seguidores de Twitter que me demandan mi entrada semanal.

Nuevos amigos

No me refiero a amigos virtuales por el hecho de pinchar en un cuadrito, sino amigos reales que he conocido gracias a las redes sociales que han venido a visitarme o que he conocido en congresos, reuniones, charlas, etc. de las que, por cierto, ya no me pierdo una.

Como veréis afronto el 2013 con esta nueva ilusión, que ha cambiado mi visión de la agronomía y con un profundo agradecimiento a Mariano Aguayo (https://twitter.com/MarianoAguayo) por poner siempre la zanahoria para seguir avanzando y a Miguel Calero por dar siempre en la clave con sus consejos coSféricos. En Enero nos tienen preparado un curso coSfera avanzado de redes sociales. Si el 2012 me cambió, no me quiero hacer una idea de lo que me espera en 2013.

¡Feliz Navidad a todos!