Una explosión de vida.

Una explosión de vida.

20140315-185922.jpg

20140315-190402.jpg

20140315-190409.jpg

20140315-190422.jpg

20140315-190524.jpg

Empieza el movimiento. Cuando se acerca la primavera comienza la época de más actividad para los técnicos de agricultura. Es, por supuesto, el tiempo más bonito en el campo, pero también el de más trabajo. Más aún para los que nos dedicamos a naranja tardía como la Valencia late.
Ya comenzamos a pensar en arreglar las últimas averías de riego que quedaron pendientes al finalizar la campaña anterior y que todo esté a punto.
Vamos planificando los abonados. Este año en Córdoba hemos tenido toda la lluvia que hemos querido, pero con estos días de clarita, aprovecharemos para comenzar a fertirrigar y que los árboles lleguen a floración y cuajado bien nutridos.
Los insectos ya están despertando y dentro de poco tendremos que volver a vigilar pulgones, moscas de la fruta, piojos, cochinillas, etc. Y las hierbas corren que se las pelan. Y todo bien registrado en nuestros cuadernos de explotación.
Y cuando empecemos la recolección a mediados de abril, llegaremos al máximo de actividad.
Toda una bendición, está explosión de vida y de trabajo para Andalucía.

La agricultura ante las subidas de luz

la foto (23)Hay que ser un auténtico experto para entender cómo se forman los precios de la energía hoy, y reconozco que no es mi caso. Pero a la fuerza ahorcan y como agrónomo no tengo más remedio que formarme y profundizar en el cote de la luz.

Y es que se puede dar el caso de regantes que estuvieran pagando 150 euros por hectárea en el año 2006, y que en 2013 hayan pagado 275. Nos pasamos el día tratando de ahorrar en tratamientos, en abonados, en cosas que vemos físicamente y puede que estemos olvidando la eficiencia energética, que se está convirtiendo en el principal coste anual de nuestra explotación.

Hace ya años que la normativa española no permitía a las comercializadoras de energía aumentar el precio final de la luz más que el IPC. Y ya que el coste de generación de la energía es mayor que lo que se cobra al consumidor (por cierre de nucleares, generación de energías limpias, cortes de suministros internacionales…), se ha ido acumulando un déficit de millones de euros. Parecía que ese déficit se iba a ir eliminando por medio de los Presupuestos Generales del Estado, pero finalmente no ha sido así.

Esto ha provocado una inmediata subida del precio de la luz en las subastas diarias de formación de precios, que afectaban en principio sólo a los grandes consumidores que tuvieran sus contratos indexados al pool de energía. Pero en cuanto ha llegado la primera subasta trimestral de formación de precios a largo plazo, que afecta a la formación de precios a pequeños consumidores para sus contratos anuales, ha saltado a los medios de comunicación.

¿Consecuencia de la nueva normativa de mercado libre para fijar los precios? ¿Culpa de las ineficiencias del sistema de generación de energía acumuladas durante año? ¿Equiparación de precios con Europa? ¿Entrada al mercado de energía de agentes externos especulando con el precio de la electricidad? Todo es opinable y todo según el color político con que se mire.

Lo seguro es que a los agricultores nos está afectando en gran medida y que debemos estar atentos a varios aspectos:

– Reducir al máximo el término de potencia de nuestra explotación. Que no nos importe pagar algo más en verano por penalización, pero no tener una cuota mensual elevada, que ha subido aproximadamente un 100% en 2013.

– Exigir a nuestros representantes ante las administraciones (Asaja, etc.) que presionen para que se mantengan las tarifas nocturnas y de agosto, para las que hemos adaptado nuestras instalaciones durante años. No quiero ni pensar en que esta situación pueda eliminarse.

– Informarnos muy bien antes de hacer los nuevos contratos anuales. Hemos estado toda la vida asumiendo que la luz tenía un precio fijo, y eso ha cambiado. Y tanto.

Las tarifas de luz peligrosas para regantes.


Cuidado, señores agricultores, con el incremento del coste del término de potencia de los regadíos. En la última factura de septiembre se ha incrementado en algunos casos en más de un 50%, lo que va a hacer aumentar el coste de los regadíos para la campaña 2014.

Si nuestro contrato de electricidad nos permitiera disminuir la potencia contratada en estos momentos, no debemos dejarlo ni dos días. Las mismas compañías nos facilitan una bajada de potencia, incluso pueden asesorarnos de hasta qué potencia podemos disminuir el contrato.

Con las tarifas actuales, que entraron en vigor a primeros de agosto, compensa pagar penalizaciones en los meses de verano por pasarnos de la energía contratada, para pagar un fijo mucho más reducido los otros 9 meses en que no usamos los motores de riego.

Y en próximas fechas estudian modificar las tarifas de modo que en agosto deje de ser barato. Después de las grandes inversiones que han hecho los regantes para aprovechar estas tarifas, no sería justo eliminarla de la noche a la mañana. Más nos vale poner de acuerdo a las asociaciones de agricultores para que hagan presión antes de que no haya vuelta atrás.

Os dejo un enlace a un blog sobre tarifas eléctricas y todo lo que le rodea, bastante interesante: Hola Luz