Pistoletazo de salida a la primavera

 

Parece que definitivamente ésta ha sido la despedida del invierno. El jueves nos nevó pasando los túneles de Miravete, cuando íbamos hacia Plasencia. Y Pedro, que hacía las veces de copiloto, consultaba las temperaturas que había hecho al amanecer en la finca de naranjos. Nos hemos escapado por los pelos de una helada cuando más tiernecitos estaban los brotes (los seguros deberían incluir también esta etapa del cultivo en las pólizas).

Este fin de semana, con el cambio de hora, es para mi como el pistoletazo de salida. Es la semana en que los días se alargan en el campo, y por tarde que acabes la jornada siempre parece temprano. A partir de ahora la subida de temperaturas es permanente y empezamos a poner en marcha los riegos. Los insectos se desperezan y les entra el hambre por los brotecitos tiernos. Y nosotros nos devanamos los sesos buscando la manera de convivir con ellos sin que afecte a nuestras cosechas.

Las obligaciones actuales que nos trae el cuaderno de explotación se parecen cada vez más a un sistema de calidad de producción integrada, así que los consumidores cada vez pueden estar más tranquilos. Cada vez tenemos menos productos fitosanitarios y hay que hacer las cosas con más cabeza y más conocimiento técnico.

Una época apasionante, la primavera, para los profesionales del campo. Cada año igual y cada año tan diferente.

img_2402

Monitorización de riego en almendros

Monitorización. Queda bien la palabra, ¿verdad? Como tenemos que darle a todo una palabra rimbombante para ser escuchados… O más aún podía haber titulado el post: “No podrás creer lo que le pasó a estos almendros cuando Custodio pasó por allí”. Y así tendría más visitas.

Pero bueno, la verdad es que le pedí a Custodio que me cambiara una de las sondas que tengo en naranjos y me la pusiera en los almendros. Aún están chiquitos, plantados en septiembre de 2015, pero quiero saber desde el primer monento qué está pasando con la humedad en el lomo. Y antes de que empecemos los riegos de primavera, que la tierra se asiente alrededor de las sondas con las últimas lluvias.

Tres sondas colocadas a 20, 40 y 60 centímetros. Mediremos continuamente temperatura, radiación solar, velocidad y dirección del viento. Estimaremos la evapotranspiración potencial. Y, fundamental, cogeremos el escardillo todas las semanas para comparar las sondas con la realidad del terreno.

Y trataremos de hacernos una composición de la evapotranspiración de nuestros almendros. Una ETc propia para tener una orientación semanal de nuestras necesidades de riego.

Estas herramientas están en auge, pero desconfiad de quien os diga que regarán solas. Para mi suponen una magnífica forma de aprendizaje, una gran ayuda a la hora de decidir la frecuencia y la cantidad de nuestros riegos. De evitar enfermedades de suelo. Pero no creo que llegue el día en que un agrónomo pueda dar recomendaciones exclusivamente sentado en el ordenador. Tendremos que seguir llenándonos de barro las botas. Menos mal.

Criando naranjos, nogales, almendros y lo que haga falta.

Hace casi 10 meses que nació Cristina y desde entonces no paramos ni en casa ni en el trabajo. Y eso me hace estar menos en contacto con todos vosotros.
En este curso que comienza tengo nuevos retos que me obligan a especializarme, esforzarme actualizarme y reciclarme. Bendito sea Dios.
Nuestros nogales se han puesto preciosos en éste, su primer verde.

IMG_0020.JPG
Los almendros están recién plantados, para pasar el invierno ya enraizados

IMG_0022.JPG
Los naranjos siguen creciendo y cada vez nos entendemos mejor. Y, al llegar a casa, lo más importante, espera la familia.

IMG_0029.JPG
Un nuevo y apasionante curso que compartir con todos vosotros.