La primavera más inesperada

Ya estamos afrontando el verano. En Córdoba nunca tenemos esperanza en que la primavera dure más allá de un par de semanas. Pasamos del frío al calor en un santiamén. Pero este año la primavera está siendo extraña hasta para eso. Mientras la mayoría de la gente permanecía cívicamente en casa, los que nos dedicamos al campo hemos estado saliendo como unos privilegiados. Y el campo nos ha recibido con una de las mejores primaveras que recordamos. Lluviosa, no calurosa, dejando madurar a los cereales, dejando cuajar las naranjas y las aceitunas.  Parece que ya se despide. Tenemos aquí el calor. Ojalá el calor nos traiga un verano que todos podamos disfrutar, y no sólo los profesionales del campo.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.