¿Cómo le viene este agua al campo?

Mis amigos de ciudad, que también suelen ser aficionados al campo como yo, me preguntan a menudo, ¿cómo le viene esta lluvia a los naranjos? Cuando era novato en esto de la agricultura a veces decía bien, a veces decía mal. Pero tras la campaña pasada en que no cayó una gota desde diciembre hasta mayo, y mucho menos en verano, lo tengo bien claro. La lluvia le viene bien a los naranjos absolutamente siempre. Ya sea en época de recolección, de floración, de cuajado… Me da igual. Puede que perjudique algo la cosecha presente o futura, pero yo lo que quiero es que llueva. Que la planta tome agua, que le sobre, que se llene el suelo, que corran los arroyos, que se formen charcos, que se llenen los pantanos. En definitiva, que tengamos reservas para regar este año y los venideros. Que en verano hemos sufrido pensando en que se repitiera otra campaña de sequía.

Esta semana he subido a la sierra de Hornachuelos por motivos de trabajo y no he podido evitar parar el coche cada dos por tres para hacer fotos del agua que corría por todos lados después de una semana entera de lluvias. Maravilla de sierra empapada con promesa de un buen año.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

3 comentarios en “¿Cómo le viene este agua al campo?

  1. guapas fotos; Sí señor… Un saludo, y que no falte esa lluvia… Parece que es el dinero que cae del cielo para los agricultores…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s